Los probióticos equilibran la flora intestinal promoviendo un estomago sano, que es el principio de una mente sana (Gut and Brain).

Los prébioticos, actúan como defensa de los probióticos para mejorar su funcionamiento.

En la flora intestinal esta la microbiota y es ahí donde están nuestras defensas. El resultado de tener un estomago equilibrado es un sistema inmune sano.

Sugerimos tomar probióticos cada 6 meses a modo de mantenimiento, o bien, tras un antibiótico o una enfermedad del estomago.

No se han encontrado artículos que coincidan con tu selección.

WhatsApp chat